El sector logístico supone ya el 8% del producto interior bruto español, y todo apunta a que este porcentaje seguirá creciendo en los próximos años. El imparable auge del ecommerce en España es uno de los factores más relevantes tras este crecimiento.

El comercio electrónico, que ya alcanza un volumen de negocio entre empresas y particulares de 38.000 millones de euros en España, es una de las claves y desafíos de la logística.

Este sector ha crecido un 20% respecto al ejercicio anterior y ya supone el 8% del PIB español, con una facturación en 2018 de 110.000 millones de euros.